Te cuento mi historia…

Hola, Soy Adriana Cázares, una mujer feliz, orgullosa madre de familia, hija, hermana, amiga, compañera, pareja, aprendiz, lectora, deportista, mujer de negocios, publirelacionista, coach, líder.

Soy una apasionada del desarrollo humano, de contribuir a que la gente tenga una vida feliz y próspera.

Comparto mi historia, mis conocimientos y experiencia y a través de ellos trato de que la gente mejore exponencialmente sus vidas.

Hace 35 años empecé a aprender sobre desarrollo humano, primero para conocerme a mi misma y superar capítulos difíciles en mi vida y más tarde para poder ayudar a mis equipos de líderes y toda la gente que me rodeaba.

Fue en los capítulos difíciles de mi vida…

 

Es en esos momentos difíciles en que uno toca fondo y es justamente allí cuando la vida nos da la oportunidad de resurgir, de renacer entre las cenizas y saber de qué estamos hechos.

Cuando no tienes de dónde sostenerte es cuando te atreves a emprender el viaje más difícil y maravilloso de este mundo, el viaje hacia tu propio interior.

Es una realidad que se requiere mucho valor, mucha fuerza para atrevernos a enfrentarnos a nosotros mismos y dejar de culpar a los demás de nuestra infelicidad.

Créeme que fueron muchas noches de llanto, de depresión, de tristeza, de rebeldía, de apatía, de corajes; pero siempre, siempre, después de la tempestad viene la calma.

Hay momentos en que no te queda más que sacar todo lo que tienes guardado en tu inconsciente, eso que fuiste acumulando a través de los años, esas cosas negativas que te hacen dudar de ti y de tu valía:

  • No puedes
  • No vales
  • No mereces
  • No eres bonita
  • No eres capaz
  • No eres de confianza
  • No te creo
  • No te amo
  • No te quiero

Todos esos No que con palabras o con actos se fueron grabando en tu inconsciente, te han hecho tomar decisiones erróneas en tu vida, de alguna manerahan sido los causantes que te han impedido lograr tus metas y alcanzar la felicidad.

Ya es momento de abrir la "Caja de Pandora" de tu interior, sanar, perdonar, perdonarte, amarte y renacer.

Te hablo desde el corazón, desde la experiencia, desde mis conocimientos adquiridos a través de tantos años.

Ya es momento de que limpies y sanes tu interior y alcances la prosperidad en todos los aspectos de tu vida. ¡Que vuelvas a ser feliz! ¡Te lo mereces!

¡Estoy aquí para ayudarte! Ayúdame a cumplir mi misión de vida que es:

“Mejorar tu vida a través de mi experiencia y conocimientos”.

No estás sola, estoy para ayudarte.

Dios con nosotras, lo lograremos.

Viviremos una vida próspera, plena y feliz.

Bendiciones y un fuerte abrazo.

Adriana Cázares Gojon.